sábado, 27 de agosto de 2011

Promesas que atan

Él es un hombre que vive bajo su propio código. Ha dejado tras de sí un rastro de corazones rotos, huesos destrozados y leyes quebrantadas. Pero cuando entregue su corazón a la mujer adecuada será con una condición: que ella jamás rompa el suyo...

Evie Washington, una pintora que nunca ha tenido aspiraciones matrimoniales, se ve obligada a casarse cuando admite haber tomado como modelo para su último cuadro al atractivo reverendo Swanson, aunque para ello tenga que sacrificar aquello que más valora: su libertad.

Para Brad Swanson ser reverendo no es más que una fachada, una farsa para eludir la ley. Ahora que ha sido condenado por el único crimen que no ha cometido, si no quiere admitir su verdadera identidad y cambiar el alzacuellos por la soga tendrá que aceptar desposarse con Evie. Está claro que compartir cama con esta rebelde belleza no debería ser precisamente una tortura… y podría ser la clave para poder hacer de él un hombre honesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir en Páginas Románticas tu opinión.

STOP SPAM